El DB11 presenta un diseño distintivo, una aerodinámica avanzada y está impulsado por dos tipos de motores; un nuevo y potente motor V12 de 5.2 litros con doble turbocompresor, construido en aluminio, más liviano, fuerte y eficiente, convirtiéndolo en el modelo DB más poderoso en la historia de Aston Martin y un V8 de 4.0 litros Daimler AG con doble turbocompresor, ofreciendo variantes que permiten disfrutar de una excepcional performance y eficiencia. Este es el primer producto lanzado dentro del plan de la empresa denominado “Second Century”.
El Director Ejecutivo de Aston Martin, Dr. Andy Palmer, comentó: “Aspiramos a fabricar los automóviles más hermosos del mundo. El DB11 es la encarnación absoluta de lo que debería ser un Aston Martin y hemos trabajado incansablemente para garantizar que el DB11 combine un diseño excepcional con la última tecnología. Una nueva plataforma de aluminio pegado, una inteligente aerodinámica, un nuevo V12 de doble turbo y sistemas de información y entretenimiento líderes en su clase son solo algunos aspectos que hacen que este sea el automóvil deportivo que encabezará con orgullo el “Second Century” plan de Aston Martin”.
Anunciando una nueva era de diseño para Aston Martin, el DB11 es el último hito de un notable viaje estético; uno que nos dio iconos como el DB2/4, DB5 y, más recientemente, el DB10 desarrollado específicamente para James Bond. El DB11 retoma la relación entre forma y funciones con una serie de nuevas características de diseño. Los más destacados son el capó envolvente con bisagras delanteras, los distintivos faros LED y las líneas acentuadas de la icónica parrilla Aston Martin. El perfil es igualmente espectacular, gracias a las secciones del techo que fluyen ininterrumpidamente y sus líneas limpias que continúan en la parte trasera, con una cubierta inclinada que se funde suavemente en luces de cola esculpidas con audacia para crear un diseño nuevo e inconfundible.
La innovadora aerodinámica juega su parte en esta revolución estética con una gestión inteligente del flujo de aire, tanto sobre como a través de la carrocería, ayudando a la estabilidad y conservando las superficies limpias del DB11. La resistencia de la parte frontal se reduce por el efecto Curlicue, similar a una agalla, que libera aire a alta presión desde el interior del guardabarros de la rueda a través de un orificio de ventilación oculto dentro de la sección lateral. Mientras tanto, el Aston Martin AeroBladeTM aumenta la presión en la parte trasera con un spoiler virtual alimentado por las discretas tomas de aire laterales. El aire se canaliza a través de la carrocería, antes de liberarse como un chorro de aire en la abertura de la tapa del baúl.
Como todos los Aston Martin, el corazón del DB11 se encuentra debajo del capot, aunque a diferencia de cualquier modelo anterior, el corazón del DB11 es un V12 biturbo de 5.2 litros que desarrolla 608PS (600BHP), 700Nm de torque, una velocidad máxima de 322 kph y una aceleración de 0-100 kph de solo 3.9 segundos, lo que hace que este DB11 sea el modelo DB de producción más poderoso de la historia. Por su lado, el nuevo V8 biturbo de 4.0 litros desarrolla 510PS (503BHP) , 675Nm of torque y desarrolla una velocidad máxima de 300 kph acelerando de 0-100 kph en solo 4 segundos. Este V8 es suministrado por el socio técnico Mercedes-AMG y gracias a la naturaleza de la relación entre ellos, cuentan con total libertad para adaptar esta unidad de potencia excepcional a fin de satisfacer las necesidades y demandas particulares de un Aston Martin”.
Para aprovechar las ventajas de la nueva estructura de su carrocería y el inmenso rendimiento del nuevo motor V12 biturbo, el chasis, la suspensión, la dirección y la electrónica del DB11 se han rediseñado y se han adoptado nuevas tecnologías. Posee múltiples modos dinámicos de conducción seleccionables por el conductor - GT, Sport y Sport Plus - intensifican progresivamente la respuesta del motor, se utiliza una transmisión automática ZF de 8 velocidades junto con la nueva dirección asistida eléctrica y Torque Vectoring que al frenar aumenta la firmeza de la amortiguación adaptativa para obtener una mayor agilidad. El resultado es una experiencia de manejo que combina una comodidad de marcha ejemplar y una verdadera agilidad de autos deportivos con una extraordinaria capacidad dinámica.
Como un verdadero Aston Martin del siglo XXI, el DB11 combina la última tecnología desarrollada junto con su socio técnico, Daimler AG, con la mejor calidad y mano de obra. Utilizando una pantalla LCD TFT de 12 “a todo color, el nuevo conjunto de instrumentos presenta la información principal del vehículo con absoluta claridad, mientras que una segunda pantalla TFT de 8” montada centralmente está dedicada a la información y entretenimiento. Controlado a través de un control giratorio intuitivo, con un panel táctil opcional que ofrece reconocimiento de caracteres, soporte multitáctil y gestual, el nuevo sistema de navegación y audio por satélite, con 400 watts de potencia, nunca ha sido más efectivo y fácil de operar. Una función de asistencia de estacionamiento automático recientemente implementada y una cámara de vista aérea de 360 grados ayudan a proporcionar maniobras seguras a baja velocidad.
Con apertura de puertas más amplias, espacio para los ocupantes significativamente mayor, especialmente la cabeza y las piernas en la parte trasera, puntos de montaje ISOFIX traseros completamente integrados para un par de asientos para niños más un compartimiento de equipaje lo suficientemente grande para acomodar dos bolsos grandes más equipaje de mano, el DB11 es un genuino Grand Tourer. Gracias a una inspiradora paleta de colores y una amplia gama de opciones de detalles, el interior puede armonizarse perfectamente con nuestro estilo personal único.
Desde tonos relajados y cuidadosamente coordinados hasta fuertes contrastes en el tono y la textura, sus elecciones son prácticamente ilimitadas. El acolchado Nexus y la perforación Celestial añaden capas de hermosa complejidad, mientras que los revestimientos en cuero crean áreas de placer visual y táctil.
El Dr. Andy Palmer dijo: “Este no es solo el automóvil más importante que Aston Martin ha lanzado recientemente, sino también en sus 103 años de existencia. El DB11 realmente coloca a Aston Martin una vez más como una marca líder en el mercado automotriz de lujo”.

DB11 Volante
El DB11 Volante es la última evolución del emblemático convertible Sports GT de Aston Martin.
Los convertibles más elegantes de Aston Martin comienzan un nuevo capítulo con la introducción del DB11 Volante. Al unirse al DB11 Coupé, el nuevo DB11 Volante establece nuevos estándares de rendimiento, innovación, ingeniería y estilo para crear el definitivo GT convertible.
Impulsado por un nuevo motor V8 biturbo de 4.0 litros y 510 CV, el DB11 Volante está construido alrededor de la nueva estructura de aluminio pegado del DB11 Coupé. Más ligero y más rígido que el modelo anterior, el DB11 Volante ha sido diseñado para ofrecer mayores niveles de rendimiento y manejo que acentúan el lado más deportivo de su carácter, mientras que un mayor refinamiento, comodidad y espacio interior garantizan que siga siendo un gran turismo consumado.
Por supuesto, la característica definitoria del DB11 Volante es su techo convertible. Combinando el atractivo atemporal de una capota de tela con los últimos materiales acústicos y de aislamiento, el nuevo techo de 8 capas ofrece a los ocupantes de los extremos del clima y el ruido del viento. La capota del Volante tarda solo 14 segundos en bajar y 16 en cerrarse y puede operarse remotamente desde la llave, o en movimiento a velocidades de hasta 50 kph con un viento en contra de 50 kph. El nuevo sistema de capó también ha llevado a un aumento del 20% en el volumen de arranque en comparación con el volante DB9 saliente.
Las exhaustivas pruebas de Aston Martin llevaron a este nuevo mecanismo de techo a castigos extremos. En la prueba de durabilidad del ciclo de vida (LCD), los ingenieros sometieron el techo a más de 100.000 ciclos en cámaras climáticas especiales diseñadas para simular condiciones en los entornos más duros del mundo, comprimiendo 10 años de uso en una prueba de un mes. Los resultados de la prueba de LCD se validaron con pruebas en el mundo real con los prototipos de desarrollo DB11 Volante en lugares que incluían el Valle de la Muerte y el Círculo Polar Ártico.
Max Szwaj, Director Técnico de Aston Martin, agrega: “El reto de crear un automóvil convertible es conservar la integridad estructural y dinámica. Para proteger lo primero, necesitas fuerza y rigidez, pero para preservar lo último necesitas mantener el peso al mínimo. Con el DB11 Volante, hemos maximizado las ventajas de la nueva estructura unida del DB11 para apuntalar nuestro nuevo Volante con una estructura que es 26 kg más ligera y 5% más rígida que su predecesora. El resultado es un coche realmente magnífico. Uno que combina un mayor rendimiento y agilidad con una mayor comodidad, refinamiento y espacio interior para los ocupantes y su equipaje“.


Más información:


www.astonmartin.com