TINTO BISTRO

Nació en 2002 de la mano de Martín Zorreguieta y Leandro Andrés frente al “cruce” de Villa La Angostura. Lograron una ambientación muy cálida y elegante brindando una atención personalizada y agradable.
Tiene una acotada carta de cocina internacional de autor, dónde se conjugan sabores, aromas y técnicas de distintos rincones del mundo con platos de excelente calidad y buen gusto, con un toque de humor en sus nombres. Entre las entradas podemos destacar el Moulin rouget, un queso brie tibio en chutney de grosellas con verdes de estación, echalotes asados y praliné de frutos secos. Dentro de los platos principales, no hay que dejar de probar, la aguja braseada al vino tinto por 5 horas, que viene acompañada de gratén de papas al romero y cebollas moradas asadas. Para finalizar entre los postres, la degustación de chocolates o la de clásicos argentinos, son excelentes opciones para compartir.
Un lugar ideal para pasar una excelente velada disfrutando platos de primer nivel.

Más información: Blvd. Nahuel Huapi 34 - Reservas: (0294) 449-4924 - angostura@tintobistro.com


PUERTO CORRENTOSO

En la desembocadura del río Correntoso al lago Nahuel Huapi se encuentra este tradicional restaurant en el edificio declarado Patrimonio Histórico Provincial y Nacional, dado que allí funcionaba el Almacén de Ramos Generales del pionero Primo Capraro allá por el 1917. El restaurante Puerto Correntoso fué concebido para reunirse y compartir historias entre los pescadores que llegaban al lugar.
Está abierto todos los mediodías, y si el tiempo lo permite se puede comer bajo en centenario arrayán junto al fogón donde se presentan las sugerencias del chef Damián Farías a cargo del lugar.
Las porciones son generosas, para compartir, que es la escencia del lugar, con platos tradicionales como la Pata de Cordero al horno de barro o la Trucha Salmonada.
Al inicio podemos destacar las provoletas, las empanadas regionales, la lengua de cordero a la vinagreta y las pizzetas de hongos patagónicos. reservar espacio para los Brownies grillados con frutos del bosque al oporto. Se puede acompañar con un exquisito vino de la casa Correntoso Pinot Noir, elaborado para el hotel por la Bodega del Fin del Mundo de Neuquén.
Puerto Correntoso tiene la particularidad que se puede también amarrar en el propio muelle del hotel, al igual que hacían los pobladores en sus orígenes.

Más información: Reservas: (0294) 15 480 6001 - gourmet@correntoso.com


MIRADOR SOCIAL CLUB

Un restaurant que deja sin aliento con la impresionante vista sobre el lago Nahuel Huapi.
De la creatividad de Eugenio Triay y Jonathan Drago nació este espectacular lugar fundado sobre una casa de 27 años que era el bar de un complejo de cabañas. Construyeron un deck con terraza y se adueñaron de un paisaje soñado.
Eugenio, chef ejecutivo con experiencia en Patchwork y Ginger de Ibiza, define la cocina como una fusión de mediterranea con toques de productos asiáticos. La calidad es excelente y la atención muy esmerada. Muy recomendable el Salmón laqueado en miso y mirín, con arroz aromatizado y vegetales plum.
El concepto del lugar es que la gente pase el día compartiendo momentos con amigos y buena comida. Tienen actividades durante el día como ser clases de yoga. Se puede tomar variedad de cervezas artesanales y vinos de la Bodega Patritti.

Más información: Ruta 40 km 2120 (subiendo la ladera) - Reservas: (011) 15-3133-9534 - reservasclubmirador@gmail.com


LAS BALSAS GOURMET HOTEL & SPA

Con una vista especial al muelle del hotel sobre el Lago nahuel Huapi el pequeño restaurante de Las Balsas reserva una excelente cocina.
De la mano del chef ejecutivo Franco Pautasso que se caracteriza por concentrarse en el uso de productos regionales de la Patagonia. Una muy buena opción es el menú de cinco pasos con un aperitivo, dos entradas, dos platos principales un pre-postre y un postre, que en realidad lo convierten en 7 pasos.
Para recomendar, el arroz de hongos y ciervo presentado en una olla de hierro fundido con la misma cocción de la comida española pero con productos de la Patagonia, paté de aves con frutillas y galleta de hojaldre de postre.

Más información: Reservas: (0294) 4494 308 (int 117) - info@lasbalsas.com.ar


COCINA WALDHAUS

El chef Leo Morsella invita a disfrutar los sabores europeos y patagónicos en este restaurante ambientado con un estilo germano en una excelente cabaña muy bien conservada.
Aquí se puede disfrutar de excelentes platos como fondué de quesos, tablas de fiambres, tapeos, comidas regionales y exquisitos postres muy bien asesorados por Leo personalmente. La cava de vinos es amplia con muy buenas etiquetas para todos los gustos.

Más información: Arrayanes 6431 - Reservas: (02944) 15 447 5323 - www.leomorsella.com.ar


TE EN EL HOTEL CORRENTOSO

Un clásico con historia, en esta “ceremonia” la gente se siente como en su propia casa y todos se mueven en equipo brindando esa sensación familiar y de comodidad poco común en establecimientos de este tipo. Casi centenario, el salón es poseedor de una estupenda vista de la desembocadura del río Correntoso al lago Nahuel Huapi.
Tiene más de 22 sabores de tés que son acompañados por exquisita pastelería, degustaciones de mini cakes, clásicos scons con crema con aroma limón, tostines de salmón, sandwiches de huevo y mayonesa, tarta Tatín, Devil’s y Carrot Cakes, entre otros exquisitos platos.
Romina Alba Raffo, sommelier especializada en tés junto a Matías Gil Falcon, jefe de cocina y el maestro pastelero Emmanuel de Mendonça están a cargo del sector con una sincera dedicación. Raro de esperar, tiene una gran acogida por el público joven que frecuenta el lugar.
“The spirit of tea is the spirit of peace and the culture of tea is the culture of hospitality” reza un cuadro en el salón.

Más información: Reservas: (0294) 15 480 6001 - gourmet@correntoso.com


VIEJOS TIEMPOS

Ubicado junto a la plaza del puerto, frente a la Bahía Mansa, se inició como un bar con comidas rápidas, principalmente para los que esperaban la salida del catamarán, pero fué creciendo hasta convertirse en un completo restaurante con muy buena cocina. Decorado con antiguas tapas de discos de vinilo y fotos de “viejos tiempos”, está abierto todo el año.
Su dueño, Pablo Misiak encaró una reciente ampliación que volvió al lugar mas confortable. La chef ejecutiva Bárbara Medín junto al chef Elías Echenique cambian la carta de comidas dos veces al año y destacan platos típicos como el Cordero braceado de cocción lenta en reducción de Malbec, los langostinos rebozados en panko fritos y las rabas. Para los postre los “imperdibles” waffles.
El encargado general Enre Suane nos comenta la politica del lugar de tener la carta disponible a toda hora y nos recomendó, acertadamente, los cafés y postres clásicos al atardecer.
También hay, a determinadas horas, música en vivo.

Más información: Av. Nahuel Huapi 2136 (puerto) - Reservas: (0294) 448 8127 - www.facebook.com/viejostiemposrestaurant


LOBO GRILL BAR

En el centro de la Villa, a pocos metros de la calle principal, Lobo Grill Bar ofrece una opción totalmente descontracturada con muy buena música y videos, apuntando a un público no tan formal. Es una casona típica de la zona de ciprés y piedras que fue refaccionada para convertirla en un resto-bar.
Martín Páez comenta que la idea fue de hacer un mix entre el restaurante y el bar con buena coctelería, con tragos de la casa y cervezas artesanales.
La gastronomía se destaca con el grill clásico de bife, cerdo, salmón y truchas siempre con guarniciones, y el tapeo (el recomendado) que tiene más de 20 opciones como para compartir, con ingredientes como provoleta mediterranea, hongos de pinos salteados, tablas de ahumados y sandwiches de salmón ahumado. Hay que probar alguno de los tragos de la casa, que son muy originales.
Lobo Grill Bar está abierto todo el año.

Más información: Cerro Bayo 37 - Reservas: (0294) 425 7891 - info@lobobar.com.ar