Quienes circulan asiduamente por la ciudad de Buenos Aires pasan muy seguido, a veces sin siquiera notarlo, por la puerta de este hermoso lugar que atesora parte de la cultura japonesa en forma de jardines, esculturas, construcciones típicas y diversas actividades.
Fue construido por la Colectividad Japonesa de la Argentina e inaugurado en 1967 durante la visita al país del actual emperador del Japón, Akihito junto a su esposa Michiko,en ese momento príncipe heredero.
Inspirándose en el Jardín Zen, y bajo la dirección del ingeniero paisajista Yasuo Inomata, el Jardín Japonés es remodelado en su totalidad en el año 1977.
El Jardín Japonés fue declarado de interés turístico por la Subsecretaría de Turismo del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y por decreto “Bien de Interés Histórico-Artístico nacional”.
Casi todo fue traído desde Japón con gran variedad de ejemplares vegetales, como el Sakura, azaleas y tres árboles que nacieron de brotes de ejemplares que sobrevivieron a la explosión nuclear en la ciudad de Hiroshima.
Un amplio lago es el centro del parque con gran cantidad de peces Koi (carpas), una isla con varios puentes de acceso como el Puente de Dios o el Puente Truncado, y varias esculturas relacionadas con la cultura japonesa.
La Campana de la Paz Mundial fue donada a la ciudad por la Asociación de la Campana de la Paz Mundial de Japón para ser instalada en el Jardín Japonés. Estas campanas se hacen tañir a la vez por la paz en todo el mundo cada 31 de Diciembre.
La Fundación Cultural Argentino Japonesa organiza un viaje turístico cultural, con guía en español, para disfrutar de los lugares más bellos y mágicos de la cultura japonesa. El viaje está organizado por la Fundación Cultural Argentino Japonesa.
Con otros centros culturales como el Centro Cultural Argentino de Bonsai dan cursos sobre estas disciplinas con destacados profesores de cada tema.
El acceso es arancelado y se destina al mantenimiento del Jardín Japonés ya que la Fundación Cultural Argentino Japonesa, quien administra el lugar, no recibe fondos ni del estado argentino ni del japonés. Además hay visitas guiadas todos los Sábados y Domingos a las 11:00 hs. para conocer mejor los secretos de este parque Zen.

CHASHITSU

El Chashitsu (Casa de té), es una casa traída de Japón en un 80% y fue construida especialmente para llevar a cabo la tradicional ceremonia del té japonés. Esta casa está ornamentada con elementos tradicionales de hasta más de 100 años de antigüedad. En su interior, con los típicos pisos de tatami, se realiza la tradicional ceremonia del té que es considerada la síntesis de los elementos fundamentales de la cultura japonesa: el respeto por la naturaleza, la exaltación de la humildad y el silencio. Dentro del Chashitsu uno tiene la sensación de estar viviendo en Japón y colabora a la experiencia de la “Ceremonia del té verde en hebras” (Miryokucha).

ACTIVIDADES CULTURALES

Realizan muchas y diversas actividades culturales como el Daurma que es el amuleto Japonés para cumplir metas u objetivos. Es el símbolo de la idiosincrasia japonesa del no rendirse jamás, de la perseverancia, de la tenacidad y de la fortaleza. A este símbolo se le pinta un ojo al hacerle el pedido y el otro cuando es concedido y a fin de año, más precisamente el 11 de Diciembre, se queman todos los muñecos.
En el Salón Kagoshima se realizan actividades como exposiciones de arte y cultura japonesa.


Más información:

www.jardinjapones.org.ar

www.argentina.tur.ar

www.facebook.com/viajaportupais/