La Iniciativa Artística Rolex para Mentores y Discípulos nació en el 2002. Desde entonces viene reuniendo a jóvenes artistas emergentes con personalidades célebres en las disciplinas de arquitectura, artes visuales, cine, danza, literatura, música y teatro.
La iniciativa Artística del Instituto Rolex es un programa filantrópico internacional que se gestiona desde su sede central en Ginebra, con el propósito de descubrir a jóvenes artistas talentosos de diversas partes del mundo y ofrecerles la oportunidad de trabajar con grandes maestros durante un año de colaboración creativa, en el marco de una relación de mentoría individual.
Cada dos años un nuevo Consejo Asesor integrado por destacados artistas y profesionales internacionales propone y avala a mentores potenciales. Rolex colabora con ellos para trazar el perfil del respectivo discípulo ideal y se mantiene el anonimato durante el período de selección con el fin de garantizar la imparcialidad.
Se pide que cada mentor pase junto con su discípulo seis semanas como mínimo, pero muchos trabajan juntos por más tiempo. El programa fomenta planes que forjan lazos significativos y una colaboración creativa durante todo el año de mentoría. Al final de cada ciclo se celebran los logros del programa en un evento de gala.
Durante el año de mentoría cada discípulo recibe una subvención de 25.000 francos suizos y fondos para gastos de viaje y otros gastos importantes. Una vez transcurrido el año, disponen de otros 25.000 francos suizos para crear una obra, una publicación, un espectáculo o un evento público nuevos. Cada mentor recibe 75.000 francos suizos como honorarios. Los resultados del año de mentoría varían: puede ser la edición de una nueva novela, una producción escénica, una carrera de bailarín con la compañía del mentor o una obra de arte en colaboración con él, son los ejemplos de los logros de los discípulos a través de este programa.
Desde su comienzo en el 2002, participaron en la iniciativa artística Rolex para Mentores y Discípulos, 368 artistas, líderes en el mundo del arte y otras personalidades culturales de todas partes del mundo, quienes contribuyen a formar una comunidad artística que ya llega a más de 40 países.

Destacados mentores

Entre las reconocidas personalidades culturales que participaron del programa, podemos referirnos al famoso cineasta Martin Scorsese, mentor de la argentina Celina Murga, directora de películas como Ana y los otros y Una semana solos. Como resultado de la excelente relación entre ambos durante el período de tutoría, la última película de Celina Murga, La tercera orilla, contó con la producción de su mentor.
“Scorsese jugó un gran papel, en un sentido muy humano. Fue muy generoso con su tiempo y me dio coraje para que le preguntara sobre lo que yo necesitaba, en lugar de presionarme para que las cosas se hicieran a su manera. Que sea mi productor ejecutivo es algo maravilloso y nos permitió contar con apoyo financiero europeo y norteamericano”, explicó Murga, muy entusiasmada con el estímulo que le brindó su mentor.
También se destaca como mentor el arquitecto suizo Peter Zumthor, quien tiene como discípula a Gloria Cabral, arquitecta paraguaya dedicada a inquietudes sociales y ambientales. Tras el año de intercambio, Gloria Cabral espera poder aportar algo a la relación, así como crecer profesionalmente, obtener reconocimiento internacional y adquirir experiencia fuera de su país. Del mismo modo, en este ciclo participa como mentor Olafur Eliasson, artista danés-irlandés experto en artes visuales, cuyas obras abarcan fotografía, instalación, escultura y cine como ‘montajes experimentales”, según lo define. Representó a Dinamarca en la 50º Bienal de Venecia de 2003, ganó diversos premios y sus obras pasaron por museos de Londres, San Francisco, Nueva York, Berlín y San Pablo, entre otros. Su último proyecto por destacar es Little Sun, una lámpara de energía solar creada junto con el ingeniero Frederik Ottesen para mejorar la vida de unos 1.600 millones de personas sin acceso a la red eléctrica. Su discípulo es Sammy Baloji, un fotógrafo artístico que trabaja entre su país natal El Congo y Bélgica, donde usa la fotografía como herramienta de observación para escribir sobre su sociedad, y creó series fotográficas que se representaron en exposiciones de África, Estados Unidos y Europa. Baloji estima que su colaboración con Olafur Eliasson lo podrá conducir a la creación de un estudio interdisciplinario para artistas locales del Congo.

Discípulos argentinos

Además de Celina Murga en cine, entre los argentinos participantes en ediciones anteriores de esta actividad filantrópica, se destacan en teatro Nahuel Pérez Biscayart como discípulo de Kate Valk y Federico León, discípulo de Robert Wilson.
“Es súper talentoso, y mejor que no se entere”, dice mientras secretea la maestra del teatro experimental Kate Valk sobre su nuevo discípulo Nahuel Pérez Biscayart, en una nota publicada en la revista La Nacion hace unos años. Ellos compartieron el espacio de trabajo en Manhattan cuando el argentino viajó para conocer a su mentora, y agregó: “Lo interesante es que se siente tan confortable con la cámara como con el escenario. Eso es difícil de encontrar, además no es prejuicioso y se adapta a todo”.
“Es porque no tengo una formación muy clásica, estudié con Nora Moseinco, que le daba mucha importancia al cuerpo y a la improvisación. Teníamos mucha libertad y permiso para probar lo que quisiéramos. No era un trabajo interpretativo sino un trabajo creativo. Además soy muy intuitivo, lo que me permite actuar en el escenario o frente una cámara. No soy un purista”, comentó el versátil y joven actor.
Kate Valk, de 59 años, es pionera del teatro experimental de Estados Unidos y famosa por sus producciones que rompen barreras: convierten textos clásicos mediante la manipulación narrativa y el uso de innovaciones de alta tecnología.
Con estas experiencias se destaca cómo el instituto Rolex busca estimular la excelencia individual mediante la filantropía y la educación, impulsados por su inquebrantable espíritu pionero en el campo de la perfección relojera en todo el mundo. Su objetivo, encarnando esa filosofía con los programas filantrópicos e iniciativas educativas de la empresa, es reconocer la excelencia y hacer un aporte significativo a la sociedad.


Más información:

www.rolexmentorprotege.com