Pablo Martorell, talentoso enólogo de The Vines of Mendoza, nació y creció en la localidad de Vista Flores, perteneciente al bello departamento de Tunuyán en Mendoza. Amante y defensor de su tierra, solo la abandonó durante el tiempo necesario para completar sus estudios y perfeccionarse en enología.
Algunos años después, es uno de los únicos enólogos que vive y trabaja en su lugar de nacimiento, convirtiéndose en una gran ventaja a la hora de elaborar excelente vinos en el Valle de Uco por conocer y admirar en profundidad este terroir.
Durante su carrera de enología trabajó en algunas de las bodegas más importantes de Mendoza, como Bodega Trivento, Catena Zapata, y Bodega Flecha de los Andes, bajo el tutelaje de Michel Rolland. También ha realizado varias cosechas en Francia, en la zona de Pomerol y Saint Emiliom y en los Estados Unidos en Napa Valley. Ha sido reconocido y muy bien puntuado, entre otros, por WineAdvocate y Wine Enthusiast por los vinos “Recuerdo”, elaborados para The Vines of Mendoza.

En la visita a la bodega pudimos mantener una breve charla con Pablo Martorell y compartimos algunos de los comentarios que nos hizo.

¿Cómo nació The Vines of Mendoza?

The Vines nació en el corazón del Valle de Uco de la mano de Michael Evans y Pablo Gimenez Riili, ante todo como un proyecto inmobiliario-vitivinícola, que más tarde sumó el turismo con la apertura de TheVines Resort & Spa como una nueva unidad de negocios y recientemente con el restaurant Siete Fuegos del magistral Francis Mallmann.

Hablando sobre la bodega, esta tiene un estilo particular que la diferencia de la mayoría, ¿cuál es?

En The Vines of Mendoza hacemos una gran variedad de vinos y cada cliente define su proyecto, desde la variedad a plantar, como el estilo del vino que prefieren, el diseño de la etiqueta y el nombre que llevará cada botella. Nosotros acompañamos y asesoramos al cliente durante todo ese proceso. Lo realmente extraordinario es la posibilidad de cada propietario de viñedos pueden convertirse en creadores de vinos de alta calidad con sello propio.

¿Y tienen una participación activa durante el proceso?

Por supuesto, todos tienen el privilegio de meter sus manos en la tierra; participar de la plantación, la poda, la vendimia y sobre todo participando de la definición de su propio corte. El orgullo de crear un vino propio, ya sea involucrándose activamente en el proceso o dejando todos los detalles en manos de profesionales, y esa es una experiencia única e incomparable.

¿Qué cantidad de vinos producen?

Actualmente realizamos más de 200 etiquetas de vino por año. Están distribuidas durante todo el año, aquí no hay “temporadas bajas”…

¿Tal cantidad lo convierte en un gran desafío?

Si, hacer vinos personalizados para tantos clientes con estilos diferentes implican gran conocimiento y compromiso. Ese es un gran reto para mi, lograr esa experiencia inigualable, pero el resultado me convierte en uno de los pocos enólogos en el mundo que realiza tantas etiquetas por año. Se rie…

¿Cómo lográs hacer tanta cantidad de buenos vinos?

Nada se logra solo, se comienza a partir de una excelente materia prima, un trabajo de mucho cuidado en finca, bajo la tutela de Francisco Evangelista. Luego hay que tener un excelente equipo de bodega, que pude formar durante mucho tiempo.
Todos los chicos que trabajan en The Vines fueron alumnos míos en la carrera de enología, y por ende están todos alineados en un mismo objetivo, que es hacer vinos de excelente calidad.
En el 2009, el primer año que di clases, conocí a unos de mis mejores alumnos, Walter Carrizo, quien hoy es mi mano derecha y responsable de la bodega. A este equipo le sumamos un gran equipo de cata que define los estilos de vinos, cortes y los planes de vinificación que está a cargo de Mariana Onofri, quien es la responsable de las experiencias de vino en The Vines, capacitando y guiándolos en descubrir cual es el estilo de su vino ideal.

Terminamos la conversación disfrutando un excelente almuerzo lógicamente acompañado por un Malbec de sus creaciones.



Más información:

www.thevinesofmendoza.com