Expulsados los Jesuitas del continente americano, abandonadas las reducciones y con los guaraníes en lo profundo de la selva, las Cataratas lo hace encallar y se lanza a nado a conocer este lugar tan maravilloso. De regreso en Buenos Aires, dona $3000.- para que se construya el puerto y el primer sendero hasta las Cataratas. El arquitecto Carlos Thays, hace el proyecto del Parque Nacional Iguazú y la planta de Puerto Aguirre. El puerto se llamó por más de 40 años Puerto Aguirre en recuerdo a Victoria Aguirre, y hoy, su calle no tuvieron visitantes por más de 130 años.
Por historias que había oído Victoria Aguirre llega en 1901 al río Iguazú buscando las Cataratas y, al no poder amarrar el barco, principal lleva su nombre, en honor a quien es considerada la fundadora de Puerto Iguazú.
El Parque Nacional Iguazú fue creado en 1934 con el objetivo de conservar las majestuosas Cataratas del Iguazú, así como la biodiversidad que la rodea. Con cerca de 67.620 hectáreas fue declarado Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad por la UNESCO, en el año 1984, por su belleza y gran diversidad biológica. Gran cantidad de animales en peligro de extinción, como el yaguareté, el ocelote, la yacuntinga y el macuco, se encuentran protegidos dentro del Parque. Recientemente fué galardonada como una de las Nuevas 7 Maravillas de la Naturaleza.
Hay tres recorridos, el Circuito Superior, el Inferior y la Garganta del Diablo. Recomendamos seguir ese orden ya que va en aumento el espectáculo en cada recorrido.
Una actividad que no puede dejar de hacerse es “La Gran Aventura” que inicia su recorrido de unos 8 kilómetros por la selva hasta la base de Puerto Macuco, donde con poderosas lanchas remontamos 6 kilómetros por el cañón del Río Iguazú Inferior con unos espectaculares 2 kilómetros de rápidos sorteados por las expertas manos del capitán. Llegados a la isla San Martín se puede apreciar a la distancia la imponencia de las cataratas hasta que se arremete hacia la Garganta del Diablo acercándose a escasos metros de la base del Salto Tres Mosqueteros, y posteriormente del salto San Martín, segundo en cuanto a su dimensión teniendo una impresionante y ensordecedora “ducha”. La vibración y el ruido ensordecedor del salto hacen temer por la embarcación y, por supuesto, de todos nosotros. La pericia del capitán hace que todos tengan un recuerdo imborrable de la real fuerza de esta cataratas.
Para los que no quieran emociones fuertes también está el Paseo Ecológico que desde la estación Garganta del Diablo se embarca en balsas a remo especiales para estos ríos y recorren el Delta Superior de forma silenciosa admirando la selva en estado natural.
El principal espectáculo es la Garganta del Diablo a la que se llega por una pasarela de unos 1040 m. de longitud, y su recorrido es sobre el Delta Superior donde se observa la fuerza y velocidad que va tomando el río Iguazú. La pasarela desemboca en tres amplios miradores que ubican a uno en el borde mismo de la Garganta del Diablo, que es una conjunción de más de 150 saltos y 80 metros de altura con forma de herradura. Comentarios, fotos o filmaciones inclusive no describen en absoluto la tremenda sensación de energía del espectáculo natural que uno está presenciando. A todo lo que uno ve y escucha hay que agregarle la vibración del piso por el impacto de la caída del agua y a los pocos minutos uno está empapado por las nubes de agua que se elevan desde el fondo de la caída.
La Administración de Parques Nacionales efectúa una celosa tarea de protección de la flora y fauna del Parque Iguazú, gracias a la que se están recuperando varias especies en vías de extinción como el yaguareté.
Otro paseo muy interesante es recorrer el Sendero Macuco, de una impresionante belleza, estos más de 3 kilómetros llevan al salto Arrechea de una singular belleza recorriendo la selva en un estrecho contacto con ella. Durante su recorrido no resulta dificil ver monos, aves e iguanas aunque como la selva es muy tupida hay que agudizar los sentidos. El recorrido total de ida y vuelta es de unos 7 kilómetros y de dificultad media.
Para llegar a la Garganta del Diablo se puede ir a pié o por el Tren Ecológico, el que es propulsado por un motor a GNC (gas natural comprimido), y fue construido en Inglaterra por una empresa especialista en trenes para parques.
Tiene su punto de partida en la Estación Central, muy próxima a toda el área de servicios y tiendas, y en la cual se halla el acceso al Sendero Macuco.
El antiguo hotel Cataratas, abandonado durante mucho tiempo, fue restaurado completamente y hoy es utilizado como Centro Cultural.

TRES FRONTERAS
Ubicado a pocas cuadras del centro de la ciudad de Puerto Iguazú, el Hito de la Tres Frontera señala la confluencia de los ríos Iguazú y Paraná. Desde su mirador se observa la costa paraguaya y brasileña. En cada una de las costas existe un hito similar pintado con los colores correspondientes a la bandera de cada país. Desde ahí nace la avenida costanera con una hermosa vista sobre el Iguazú.
A pocos metros se encuentra el parque temático “Selva Viva”, con varias atracciones (mirador de aves, mariposario, la vida de las arañas y hormigas, estanque de peces, etc.) todo muy bien explicado y en un agradable recorrido dentro de una pequeña selva.
Para moverse en Puerto Iguazú, una interesante opción son los colectivos, en los cuales se puede ver aún el sistema de boletos y monedas para los vueltos.

LA ARIPUCA
Este lugar fue creado por la familia WaidelichSommerfeld para que tomemos conciencia de los recursos naturales y como cuidarlos, difundir la cultura, creencias y tradiciones de la región.
Su principal atracción es, sin duda, una réplica gigante de 17 m. de altura y más de 500 toneladas de la antigua trampa utilizada por los guaraníes para cazar, la cual no dañaba a sus presas y les permitía liberarlas si no eran adecuadas. Esta construcción está hecha con inmensos troncos rescatados de aserraderos y la selva de todo Misiones.
También para luchar contra la tala indiscriminada de árboles crearon el programa “Padrino de Arboles”, donde cada uno puede tomar una colaboración activa para proteger la selva.
En una construcción de piedra, que hace las veces de tienda de artesanías, pueden verse muebles hechos con raices de cedro recuperados antes de ser destruídos.
En el Cucurucho, un simpático espacio construido con Ibirá Pitá huecos y techo de paja, se puede descansar tomando licuados y jugos y no olvidarse de probar los helados de yerba mate y pétalos de flor de Rosella.

PUERTO IGUAZU
Aunque es una ciudad pujante, Puerto Iguazú mantiene aún varias de las calles con los empedrados antiguos en piedra, ya bien pulida, en varias de sus calles.
Anualmente se celebra la Feria de Artesanías del Mercosur donde artesanos como Javier Zinna, quien dibuja, talla y graba sus obras, principalmente los mates de calabazas, exponen sus excelentes obras con un valor agregado que permite a quienes lo utilicen disfrutar de una pieza elegante y única.
Para los que quieran un poco de frio el Ice Bar Iguazú ofrece, a varios grados bajo cero, disfrutar una amplia variedad de tragos en un lugar con barra y vasos de hielo.
Las piedras abundan por Misiones, pero en el salon de exhibición de “Productores Mineros” es grande la variedad, no solo de piedras sino también de las obras hechas con ellas. En algunas horas se puede ver a los orfebres trabajando en el mismo lugar.
La orquídea es la flor provincial y es muy común ver orquidiarios en esta ciudad, uno de los mas conocidos es el “Orquidiario del Indio Solitario” a poca distancia de Hito de las 3 Fronteras.


Más información:

www.iguazuturismo.gov.ar

ITUREM Iguazú Turismo Ente Municipal
Tel: 0054 (03757) 423951 / 421679
info@iguazuturismo.gov.ar


www.parquesnacionales.gov.ar
Tel: 03757-420722/423252
iguazu@apn.gov.ar

www.www.deliguazuconvenciones.com

www.www.iguazujungle.com

www.www.aripuca.com.ar

www.argentina.tur.ar

www.facebook.com/viajaportupais/