La Reserva Provincial Parque Luro, en la provincia de La Pampa, es el mejor lugar para ver este espectáculo dentro del lapso que se extiende la temporada de brama. En esta época los ciervos machos llaman a las hembras con roncos y fuertes bramidos para formar su harén y también marcan su territorio advirtiendo a los otros machos. Llevados por su instinto reproductivo, se movilizan a través del bosque de caldén, mostrando sus magníficas cornamentas que se han formado durante los meses anteriores a la brama. Con el objetivo de defender su territorio, muchas veces los machos “alfa” se trenzan en fuertes y violentas luchas.

Para llegar al escenario principal para avistar la brama, hay varios recorridos guiados a través del bosque de caldén hasta los llamados “avistaderos”, que son una especie de refugios estratégicamente ubicados, desde donde se espera la llegada de los animales.

Los bramidos se escuchan todo el tiempo, pero los mejores momentos para verlos son por la mañana bien temprano y al atardecer, donde los ciervos salen a los claros a alimentarse y pueden ser observados. Paciencia y estar atentos para las fotos porque en la naturaleza la oportunidad de una buena toma es irrepetible.

Un detalle aparte del repelente de insectos; utilizar un buen calzado y ropa resistente debido a las espinas y abrojos, ya que son sumamente molestos, y dolorosos, si no se lleva el equipo adecuado!!!

 

LA RESERVA

La entrada a la Reserva está marcada por pilares circulares que recuerdan el antiguo acceso a la Estancia San Huberto. Luego de un breve trayecto se encuentra el imponente Castillo y a la derecha, el Centro de Interpretación, cuyo diseño arquitectónico simboliza el caldén. Allí se encuentra toda la información organizada de la Reserva, con los recorridos, mapas, fotos e incluso la proyección de un video.

Con caminatas de una hora aproximadamente pueden disfrutarse los diversos atractivos del lugar. Para observar la fauna es preciso respetar sus horarios y sus tiempos de mayor actividad. En horas tempranas de la mañana o por la tarde, es cuando las especies más se mueven, caminando en la búsqueda de alimentos. Se debe tener en cuenta que es difícil observar al animal en su medio natural porque ellos nos detectan antes y se alejan.

 

SU HISTORIA

Pedro Olegario Luro, hijo de uno de los propulsores de la creación de la ciudad de Mar del Plata, creó el primer coto de caza organizado en el país, al cual le dio el nombre de “Establecimiento San Huberto”. Con ese fin, Luro importó en 1909, ciervos, jabalíes y faisanes.

Pedro O. Luro construye una magnífica casona para vivienda y también alojar a invitados, ente las que se nombran personalidades nacionales y de Europa. Con la Primera Guerra Mundial, los europeos dejan de ir a la Estancia y Luro pierde el interés por el lugar. En 1939 la propiedad pasa a manos del noble español Antonio Maura y Gamazo el que se queda a vivir en el lugar dedicándose a la cría de caballos de polo y a la explotación del bosque de caldén.

Cuando fallece Antonio Maura, su hija Inés Maura de Roviralta, cumpliendo los deseos de su padre, vendió varias parcelas al Gobierno de La Pampa para que fuera creado un Parque Provincial. Tras varias restauraciones, el Parque fue reabierto al público con el nombre de Parque Luro en septiembre de 1976.

El Parque Provincial se encuentra a 35 km de Santa Rosa, capital de La Pampa, sobre la Ruta Nacional No 35 en dirección Sur. Es un área protegida de 7600 ha, ocupando el bosque de caldenes la mayor extensión, cercana a las 6000 ha.. Es la única reserva natural del Caldenal en el mundo. Del total, 1600 ha. fueron designadas a la Subsecretaría de Turismo para ser utilizada como atractivo turístico.

 

MUSEO “EL CASTILLO”

Declarada Monumento Histórico Nacional junto a otras edificaciones del lugar, esta casona es un típico chatêau de la llamada belle epoque. Fue realizada en dos etapas, la primera por Pedro O. Luro y posteriormente por su segundo dueño Antonio Maura y Gamazo, quien agregó las dos alas laterales.

De avanzada para la época contaba con un sistema de calefacción con caldera donde se calentaba el agua que luego circulaba por un sistema de cañerías por toda la casa, hacia los radiadores instalados en cada uno de los ambientes además de una usina donde se hallaba un generador eléctrico que servía para dar luz a la casona.

El jardín de la casa era un paseo con estatuas y fuentes, con vegetación introducida desde Europa. Hoy se observan las estatuas de “Diana la Diosa Cazadora” y otras dos; agregadas por el gobierno de La Pampa durante la década del ́90.

Diariamente hay visitas guiadas de una hora aproximadamente donde se puede admirar los detalles del interior de la casona junto al relato de su interesante historia.

Por uno de los recorridos se encuentra el llamado “Tanque del Millón”; de forma oval, construido en cemento y con bordes almenados en todo su alrededor. Con una capacidad de 2.000.000 de litros, Luro abastecía de agua a la mayor parte del establecimiento.


Más información:

Secretaría de Turismo La Pampa

Av. Luro y San Martín, Sta. Rosa

Tel: (02954) 42-4404 / 42-5060

infoturismo@lapampa.gov.ar

www.turismolapampa.gov.ar

Parque Luro

www.parqueluro.gov.ar

Tel: (02954) 49-9000