Cuando descubriste tu vocación por el arte?

En un verano cuando tenía siete años, todas mis amigas estaban en la pileta y yo metida en un taller de cerámica, luego en Cambridge tenės que elegir la especialización, yo, en lugar de números, elegí artes. Por un condicionamiento familiar estudié Comercio Exterior y no bellas artes, pero finalmente di rienda suelta a mi verdadera pasión.

Como escultora tenés infinidad de elementos para trabajar, ¿porque te volcaste por la resina?

La resina tiene un montón posibilidades, aunque no es un material noble ya que es muy frágil, permite una gran variedad de opciones mezclándolo con otros materiales. En contraposición, el acrílico por ejemplo, inicia siendo un bloque, la resina no, partís del molde.

¿Que sentís con cada obra terminada?

Siento satisfacción, tranquilidad. Puede haber obras que no me gustan y las archivo, que no son muchas. Pero también hay algunas que no me gustaban y fueron las primeras en venderse.

En que cosas te inspirás para crear?

Todo me inspira, voy por la calle, veo algo y me nace la idea, después empieza todo el movimiento.

Que tiempo te lleva la concepción de una obra y cuanto su construcción?

Hay obras que te pueden llevar dos semanas y otras meses. Yo arranco haciendo el molde con cartón, la encinto, hago la colada, todo el proceso. Yo no trabajo con un equipo sino que todo el trabajo lo hago yo misma, por eso los tiempos.

Tus obras son de colores intensos y eso debe decir algo, ¿hay alguna relación o sentimiento en los colores?

Siempre me gustaron los colores intensos. Es una manera de demostrar lo que no podes decir con palabras, y lo mostras con los colores, los elijo de acuerdo al estado del momento, quizás no lo registro en el momento pero después si.

Has expuesto en muchas partes del mundo, ¿qué diferencia ves en el público según los lugares?

El público es el mismo en todo el mundo, hay gente que sabe apreciar el arte y otra parte del público lo hace por entretenimiento y para disfrutar del espectáculo. Lo bueno es llegar a que todos logren apreciar la obra.

¿En algún momento pensaste en crear obras de gran tamaño?

Hay una realidad, las obras de gran tamaño requieren de mucha logística, lo vemos a diario con mi nueva serie. Esto presenta un gran desafío!!! En algunos mercados como Estados Unidos y Oriente Medio, los espacio son más grandes y las obras pequeñas se pierden, por ello comencé a desarrollar mi nueva serie de obras de mayor tamaño.

Cuando y cómo comenzaste a exponer tus obra?

Fué en 2006, ya que una prima mi hizo un catálogo muy profesional y con eso me fui al Centro Cultural Borges. Quería entrar por mi misma, no por contactos, y a principios de 2007 me llamaron. Lo hice por un desafío personal. Yo no me ilusioné, y cuando me llamaron no podía creerlo. Es algo hecho por mi, sin ayuda de nadie. También muestra mi lado de luchadora, soy bastante cabeza dura y hasta que no lo logro no paro. A partir de esta exposición en el Centro Cultural Borges que mi familia empezó a respetar mi trabajo como escultora. Fue un gran logro. Sos de una familia de artistas? En absoluto, tradicionalmente se inclinan por los números y yo fui por otro lado. Era la rebelde...

Imagino que admirás a otros artistas, ¿a quienes?

Henry Moore, Rogelio Polessello, Monet, Miró y a Enio Iommi. Todos me llegan de distintas formas. Por ejemplo el caso de Polessello, quien me recomendó que siguiera con las resinas y vidrios. Ante el éxito de mis obras en la última exposición me dijo, “así como la gente identifica mi obra con los acrílicos vos tenés que hacer que te identifiquen con la resina y el vidrio”. Pero también hay otro tipo de artistas como García Ferré al que conocía de años. Hay momentos que falta la creatividad y el me decía “hace lo que te dice el Niño interior. Nunca pierdas el Niño que llevás dentro, y si renegás de el todo te va en contra”. Las charlas que tenía con el eran súper interesantes y se extrañan. El me cargaba con la obra “La oscilación”, decía que me representaba perfectamente porque iba de un lado para otro. Muchos no entendían que hacia trabajando en la oficina de la empresa familiar y en el taller a la vez, hasta que decidí dedicarme a lo mío.

Cómo ves el arte actualmente y como crees que evolucionará?

Hay cosas como, por ejemplo en Art Basel, un letrero luminoso con una frase, la frase ok, pero la forma de mostrarla no es arte y por otra parte hay esculturas exquisitas, con un trabajo tremendo y que para mucha gente no vale, o sea, no ven el trabajo implícito. También el ojo de uno es muy específico ya que veo cosas que otros no, pero tiene un trabajo que vale muchísimo. Hay que tratar de ver esas cosas. El arte siempre va evolucionando, hoy la palabra arte abarca mucho. Hay una desviación por las nuevas tecnología mal utilizadas. Todo el mundo hoy se escuda en que el arte expresa lo que uno no puede hacer con palabras y así vale todo.

Cómo evolucionaron tus obras?

En un momento empece haciendo figurativo y tuve que desbloquearme y de allí pase a lo abstracto. Mi origen fue muy estricto y clásico, entonces si a vos te crían de esa manera empezás a hacer lo clásico y en el 2004 hice un clic y pase a hacer lo que sentía y de ahí para adelante. Comencé mezclando metales con resina y otros materiales, luego resina pura y después con vidrios. La última serie es todo de vidrio y resina. Ni lo pensé, lo vi en la calle y se me ocurrió hacerlo directamente.

Finalmente, ¿que podemos esperar para el 2015?

Comienzo con un acuerdo con la Galería Curator’s Voice Art Projects en Wynwood Art District, Miami, justamente con obras grandes. También la inauguración de mi nuevo taller en Palermo y la participación en Julio en Art Mónaco, a la que asisto con AMA (Asociación Mónaco Argentina), que se dedica a tres pilares fundamentales, salud, educación y cultura.

 

Estudios Académicos

Certificado Internacional de Educación Secundaria en Arte e Historia del Arte Universidad de Cambridge

Universidad de Buenos Aires - Historia del Arte Taller de Carlos Carles (Italia)

Taller de escultura de Carlos Gioletti (Italia)

Taller de Ruben D ́Ambrosio (Argentina)

 

Premios y Menciones

2008 - Tercer Premio “IV Salón de Libre Expresión Plástica”. Museo Casa de Yrurtia.

Poseen sus obras colecciones privadas nacionales e internacionales.


Más información:

www.anagiovinazzo.com.ar